Guerra de cuarta generación y la sala situacional

ARMADA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
COMANDO NAVAL DE EDUCACIÓN
DIRECCIÓN DE DOCTRINA

PROGRAMA DE LECTURAS SELECTAS

LECTURA SELECTA Nº: 33
TEMA: GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN Y LA SALA SOCIAL SITUACIONAL
PARTE I. LA GUERRA Y TEORIAS ACTUALES DE LA GUERRA

Aporrea, enviado por L.F. Bonilla98

Link original: http://www.armada.mil.ve/portal/biblioteca/documentos/lecturas_selectas/8.guerra_de_cuarta_generacion_y_la_sala_social_situacional.pdf

LA GUERRA.
En términos clásicos la guerra es la confrontación armada entre dos o más países. Enfrentamiento que se
utiliza para dirimir diferencias o alcanzar objetivos de interés para una de las partes. En consecuencia,
conceptualmente la guerra implica:
1) Estados nacionales;
2) Ejércitos con capacidad de fuego, tropa y emplazamiento para entrar en conflicto con otros Estados;
3) Diferencias entre Estados, las cuáles resultan imposible de resolver por la vía de la negociación y/o la
intermediación de terceros;
4) Disposición de las partes en conflicto a aceptar como válidas las normas que en la materia establece el
Derecho Internacional.
Regularmente el concepto de guerra excluye:
1) Las disputas entre bandos pertenecientes a un mismo país, al valorarlas a éstas como conflictos internos;
2) Las medidas de orden jurídico-militar que un régimen establece para someter a grupos insurrectos que
operan contra el gobierno establecido en un país;
3) Las acciones de cooperación militar o gestión armada para que procura intervenir en un conflicto interno
en razón del coste de vidas y/o implicaciones geopolíticas para la región;
4) La participación de una Fuerza Armada Nacional en la conformación de una Fuerza Multilateral
organizada por la ONU o cualquiera de los Tratados militares internacionales aceptados por el derecho
internacional.
Las guerras pueden ser abiertas o encubiertas, en ambos casos expresan confrontaciones directas o
encubiertas. Por ejemplo, el Plan Colombia es una muestra de guerra encubierta de los Estados Unidos
contra los intereses nacionales de los pueblos de Sur América, que se complementa con planes específicos
para Centroamérica (Puebla-Paraná) y el ALCA.
Las tipologías de la guerra pueden ser:
1. Guerra regular: aquella que se establece entre dos ejércitos estructurados que utilizan tácticas
convencionales;
2. Guerra irregular aquella que se establece entre un ejército regular y grupos inestables, no regulares de
combate.
3. De baja intensidad la que realizan ejércitos regulares a través de medios y campos no usuales y que a
simple vista no parecieran pertenecer a las características propias de una guerra. Ejemplo de ello lo
constituyó la denominada guerra fría entre el ex-bloque soviético con su pacto de Varsovia y el Imperialismo
con la OTAN.
4. Además, dependiendo del curso de la propia guerra, en el campo de la inteligencia militar se suele hablar
de expresiones complementarias como la guerra psicológica, electrónica y/o, mediática.
La academia encargada del estudio de la guerra imperial ha acuñado los términos «parálisis estratégica»,
«tecnologías no mortíferas» y «Revolución en los asuntos políticos y militares», para referirse a las formas
que viene asumiendo la guerra desde 1989. En la actualidad se hace mención a una variada tipología de
guerras, cada una de ellas con fundamentaciones teóricas diferenciadas.
Teorías actuales de la guerra
Las teorías actuales de la guerra se corresponden al modelo de análisis estratégico situacional. Por lo tanto se
construyen desde el futuro hacia el pasado, atravesando el presente, en busca de sus antecedentes y
concreción. Las teorías de la guerra más difundidas son:
1. La Guerra de Cuarta generación
2. Conflictos asimétricos
3. Tercera ola.
4. Guerras imperiales
5. Biopoder imperial.
6. Perspectiva Bolivariana en construcción.
1. La Guerra de Cuarta Generación:
La teoría de la cuarta generación segmenta la historia occidental en cuatro períodos, a cada uno de los cuales
le correspondió una generación de la guerra. Estos períodos son:
a) clásico (entre tropas),
b) medieval (tropas, dispositivos tecnológicos e inteligencia),
c) moderno (tropas, tecnología, inteligencia, contrainteligencia y capacidad de fuego remoto),
d) posmoderno (desinformación, comunicación borrosa, cibernética, nanotecnología y formas de control
de la población).
Desde ésta perspectiva, en el presente se estarían desarrollando dos modos de guerra que se basan en el
uso de fuentes de energía posmecánicas.
Estas serían:
1) Las confrontaciones de tecnología avanzada (Irak 1991-2003) aniquilamiento masivo (Kosovo), seguridad
estratégica global (contra el terrorismo) y progresiva eliminación de los Estados nacionales (globalización,
mundialización, Plan Colombia, entre otras).
2) Las confrontaciones en el borde externo a la influencia cultural de Occidente (conflicto en Rwanda,
Afganistán, India, entre otros). Discurso, control económico, modelo de desarrollo consumista.
La teoría de la guerra de cuarta generación valora las contradicciones económicas adentrándose en la
perspectiva del biopoder y la razón postcolonial. La teoría de la guerra de cuarta generación es una
interpretación dialéctica posmarxista. Sus formulaciones permiten una lectura a partir de la Agenda
Alternativa Bolivariana para las Américas ( ALBA).
La teoría de la guerra de cuarta generación se concentra en la valoración del salto cualitativo que ocurre en la
intensidad, cantidad, alcance y permanencia de los resultados de las confrontaciones bélicas, a partir de la
introducción de las variables:
(a) tecnologías y
(b) ideas.

PARTE II. LA TECNOLOGIA Y LAS IDEAS EN LA GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN.

En el plano de las tecnologías, la teoría de guerra de cuarta generación detalla y destaca:
1) La tecnología acústica: la cual se focaliza en el uso generalizado de emisores de sonidos atenuados de alta
intensidad, de sonidos de muy baja frecuencia, de polisonidos de alto volumen y la utilización de granadas
acústicas que permitirían incapacitar gente y equipos, en los escenarios de confrontación.
2) La tecnología biológica: cuya novedad reside en la posibilidad de uso discriminado de organismos
genéticamente modificados para anular poblaciones focalizadas. Se complementa con los desarrollos de
misiles o balística de diverso tipo, la cuál es utilizada para el transporte hasta territorio opositor, de
organismos microscópicos biodegradantes para:
a) neutralizar equipos y aparatos del adversario cuyos sistemas se basen en derivados del petróleo,
degradándolos rápidamente hasta hacerlos inservibles (ej. los neumáticos de los vehículos); b) la diseminación de virus y bacterias nocivas al hombre con el propósito de disuadir o incapacitar
ejércitos y/o poblaciones enteras;
c) la liberación de insectos modificados genéticamente los cuales transmiten enfermedades de
características epidémicas, inmovilizando, diezmando y neutralizando a ejércitos, población civil e
incluso cualquier forma de vida existente en un territorio determinado.
3) La tecnología química: la cual sustenta y potencia la utilización a gran escala de sustancias alucinógenas o
psicotrópicas (tranquilizantes, calmantes, etc.) en sectores poblacionales delimitados o ejércitos adversarios,
acortando con ello el tiempo de combate frontal y disminuyendo la capacidad de la confrontaciones de
causar bajas en las tropas leales o aliadas. Algunas variantes de este tecnología enfatizan en su forma
(sabores y olores en el agua y en el aire); la aspersión de sustancias corrosivas con capacidad para degradar
metales lo cual puede afectar la capacidad de transporte y movilización de los adversarios; así como la
utilización de sustancias interactivas las cuales podrían provocar una disminución significativa en la
densidad de los lubricantes generado la inutilización del parque automotor, especialmente de blindados y
tanques; y finalmente en las posibilidades de uso para inhibir la combustión del petróleo y sus derivados.
4) La tecnología ambiental: a partir de la cuál es posible influir en las condiciones atmosféricas provocando
lluvias imprevistas, niebla inesperada, llegando incluso al extremo de generar desastres que suelen pasar
como naturales.
5) La tecnología en comunicación e información: mediante el desarrollo de estrategias de marketing,
desinformación y terror psicológico fundadas en el estudio de los comportamientos individuales y grupales
de sectores y/o estratos poblacionales considerados hostiles. Especial relevancia tiene el uso de la
propaganda negra o información falsa de largo aliento con el objetivo de impactar sectores claves del mando
o de la cadena de mando de las fuerzas opositoras.
6) La tecnología informática la fortaleza de esta tecnología reside en la posibilidad de uso de virus
electrónicos para la inhabilitación de software (programas y sistemas), hardware (equipos que viabilizan los
software), desarrollos multimedia ( información electrónica) o sectores del territorio virtual (Internet, Web
site, comunicación de banda ancha, entre otros). En este caso el objetivo a golpear puede ser indirecto
(finanzas, nóminas de pago, información secreta encriptada) o directos (sistemas de navegación y
geoposesionamiento como el GPS).
7) Tecnología óptica la cual se basa en las posibilidades de uso de rayos láser para disuadir sectores hostiles,
incapacitar equipos o elevar la capacidad de ataque mediante la utilización, por ejemplo de granadas flash.
Estos últimos dispositivos, emiten pulsos de gran intensidad que pueden provocar la destrucción de equipos
sofisticados pertenecientes a los adversarios.
El uso de tecnología en el marco de la teoría de cuarta generación se basa en la premisa, que al menos que se
requiera, ya no existen razones para destruir al adversario, al contrario resulta de mayor utilidad su
sometimiento público.
Por su parte, en el plano de las ideas, la teoría de la cuarta generación destaca:
1) El conflicto ya no es ideológico sino fundamentalmente cultural.
2) El choque de civilizaciones es la característica de las guerras en la actual etapa histórica.
3) La confrontación en curso e inmediata, es entre el modelo de desarrollo occidental y sus antítesis.
Especial relevancia tiene la beligerancia creciente entre la modernidad occidental y sectores del
fundamentalismo islámico (visto como «barbarie»).
4) La disputa se muestra como especialmente religioso-cultural (Islamismo versus Cristianismo), pero
es en realidad de orden civilizatorio en la perspectiva de Morín.
5) Reaparecen los conceptos de civilizado y bárbaro. La teoría de la guerra de cuarta generación se
sustenta en el estudio del desarrollo de occidente en los últimos 500 años.
Para la guerra de cuarta generación la guerra regular es un patrimonio de Occidente y al combate irregular
(terrorista) es visto como característico de lo no-occidental (oriental).
Algunos estudiosos de la teoría de la guerra de cuarta generación hacen una abstracción metafísica, al
pretender saltarse sin mediar explicaciones, la presencia de formas de terrorismo occidental y la presencia en el propio territorio de la capital imperial (EEUU) de diversas formas de organización subversiva
fundamentalista occidental que reivindican el terrorismo.

Para la guerra de cuarta generación el combate no agenciado por occidente se expresaría en diversas mezclas
de terrorismo y conflictos de baja intensidad.
ARMADA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
COMANDO NAVAL DE EDUCACIÓN
DIRECCIÓN DE DOCTRINA

PROGRAMA DE LECTURAS SELECTAS

LECTURA SELECTA Nº: 34
TEMA: GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN Y LA SALA SITUACIONAL
PARTE III. LOS CONFLICTOS ASIMÉTRICOS

Aporrea, enviado por lfbonilla98

La teoría de los conflictos asimétricos, más que una teoría explícita es subsidiaria de la teoría de guerra de
cuarta generación. La teoría de los conflictos asimétricos profundiza en el estudio de los confrontaciones no
regulares, no continuas, que no se realizan entre ejércitos convencionales. Confrontación que es vista como
difusa o contra occidental. El interés de este tipo de guerra escapa a la intención de controlar un territorio
concreto. Para Paúl F. Herman, Jr. (1997) la guerra asimétrica es un conjunto de prácticas operacionales que
tienen por objeto negar las ventajas y explotar las vulnerabilidades (de la parte más fuerte), antes que buscar
enfrentamientos directos. Los conceptos y movimientos asimétricos buscan usar el medio ambiente físico y
las capacidades militares en formas que son atípicas y presumiblemente no anticipadas por estructuras
militares bien establecidas, tomándolas, por ende, desbalanceadas y no preparadas.
La guerra asimétrica es un concepto sobre el cual se viene hablando, discutiendo y alertando desde 1989.
Para Alberto Bolívar (2002) y «the Military Review Updated (2002), lo que ahora se denomina guerra
asimétrica es tan antiguo como el hombre. Basta remontarnos al pasaje bíblico de David y Goliat para ver un
excelente ejemplo aplicativo de la misma. Posteriormente, la derrota de Varo y sus legiones a manos de
tribus germánicas en el bosque de Teutoburgo el año 9 D.C.; también el aniquilamiento de ejércitos
británicos en Afganistán el año 1842 y en Isandlwana a manos de los zulúes en 1879, o del Séptimo de
Caballería a manos de los Sioux, Oglalas y Cheyenes en Little Big Horn el año 1876. Más recientemente, la
masiva actuación de los partisanos soviéticos contra los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial; y que
contribuyó notablemente al éxito de las fuerzas regulares de su país; las derrotas de los EE.UU. y la Unión
Soviética en Vietnam y Afganistán, respectivamente, así como la derrota de las fuerzas militares de la
Federación Rusa en Chechenia (1994-1996) y los problemas que sigue teniendo contra la guerrilla en esa
república islámica. Otro incidente reciente lo constituye el atentado que el 12.10.2000 sufrió el navío de
guerra estadounidense USS Cole, un destructor de la clase Arleigh Burke, equipado con el sistema de control
de batalla Aegis, y por ende uno de los más sofisticados barcos de guerra del mundo. Los hechos
protagonizados en el puerto de Adén (Yemén), por dos terroristas suicidas pilotando un pequeño bote de
goma con motor fuera de borda y cargado con explosivos, que mató a 17 marineros e hirió a otros 39. Un
navío diseñado para proteger contra todo tipo de amenazas a un grupo de batalla compuesto por
portaaviones, equipado con poderosas defensas contra misiles que rozan la superficie del mar y otros ataques
tecnológicamente avanzados, fue discapacitado (y tuvo que luchar para mantenerse a flote) por un ataque de
dos hombres y una bomba.
A los efectos de este trabajo, resultan de especial interés conocer y distinguir las características que delimitan
el concepto de guerra asimétrica. Estas características son:
a) Uso de técnicas «ajenas» a las usadas por la tradición occidental.
b) Oponentes que pueden tener una base no nacional o transnacional, como una religión, que actuarían
fuera del marco de referencia del Estado- Nación.
c) Limitada efectividad de las Estrategias Militares clásicas, que prevén disposiciones de fuerzas regulares
preparadas para pelear simultáneamente guerras paralelas.
d) Es posible que se libre en un territorio cuyas fuerzas militares no tienen un enemigo visible al cual
enfrentarse. e) Privilegia el uso de metodologías no convencionales o no tradicionales de guerra.
f) Se concentra en evitar la confrontación donde el adversario tiene fortalezas y explotar sus áreas
vulnerables.
g) Sus objetivos principales son: (1) Obtener un efecto desproporcionado respecto a la inversión militar
hecha; y (2) afectar la voluntad de lucha del más fuerte.
h) Suele utilizar la manipulación psicológica. La mente del enemigo es blanco de las escaramuzas y las
tácticas de guerra.
i) La guerra asimétrica suele asumir comportamientos que eran exclusivos de la guerra irregular.
j) Procura la utilización de métodos inesperados y desconocidos de ataque.
k) Explora la realización de acciones alto impacto con el mínimo costo financiero.
l) Se especializa en superar la capacidad de los servicios de inteligencia para generar alertas tempranas.
m) Privilegia la simplicidad y no la complejidad.
n) La denominada comunidad de inteligencia se convierte en la primera línea de defensa.
o) Suele utilizar para sus mandos una dirección centralizada que es complementada por una estructura
operativa descentralizada y con altos grados de autonomía.
p) La prioridad para enfrentar una amenaza de guerra asimétrica lo constituye la labor de inteligencia y las
tácticas de infiltración.
q) Para enfrentar la capacidad de interceptación electrónica que poseen los ejércitos regulares, promueven
la comunicación y transmisión de sus mensajes a través de medios tan simples como información escrita a
mano y puesta en clave, la cual es transportada por mensajeros. También utilizan impartir órdenes «de boca
a oreja».
r) Procuran causar golpes directos que quiebren la sensación de seguridad que suele tener un ejercito
regular en momentos de paz o de confrontación de baja intensidad.
s) Procuran el uso de armas de destrucción masiva.
t) Operan fuera del comportamiento internacionalmente aceptado, asumiendo el conflicto al margen de la
norma.
u) Actores estatales de menor estatura estratégica pueden salir airosos de un enfrentamiento contra un actor
estatal superior.
v) Pueden estar presentes en todos lados y en ningún lado, obedeciendo a estructuras de comando
centralizadas estratégicamente y descentralizadas tácticamente amorfas. En términos generales,
tecnológicamente sofisticadas y capaces de usar cualquier medio a su disposición.

PARTE IV. TEORÍA BOLIVARIANA DE LA GUERRA.

La Guerra de la tercera ola
La Guerra de la Tercera Ola tiene su origen en el libro War and Anti-War: Survival at the Dawn of the 21st
Century de Alvin y Heidi Toffler. Esta teoría postula que el desarrollo de la humanidad, y en consecuencia
de las formas de guerra utilizadas en cada uno de sus periodos (supercivilizaciones), se ha producido en tres
olas que se corresponden respectivamente a tres modos de producción: agrario, industrial y del
conocimiento.
Sus planteamientos fueron asumidos por investigadores militares y adaptados al campo disciplinario. Para la
teoría de la tercera ola, la guerra es una extensión del interés del poder por la obtención de riquezas. En
consecuencia, las formas mediante las cuales se expresa la guerra se corresponden al modo de producción
dominante en la sociedad.
Las guerras de la tercera ola estarían caracterizadas por:
a) una economía regida por la información,
b) municiones guiadas y de gran precisión,
c) el uso creciente de robots,
d) el uso de tecnología no mortífera,
e) el armamento dirigido con energía, maquinarias especializadas y software para el combate,
f) la utilización de virus que afecten la red informática
Guerras imperiales
El pensamiento socialista clásico, especialmente quienes defendieron el modelo de socialismo real soviético,
continúan aferrados al concepto de guerra contra los Estados Unidos desconociendo que el imperio es un
concepto mucho más amplio. También los grupos nacionalistas requieren de un enemigo imperialista para
mantener las banderas de las luchas de liberación nacional. El bolivarianismo suele navegar en estas aguas.
Desde esta perspectiva la guerra contra el enemigo estratégico pasa por alianzas tácticas, coyunturales, tanto
nacionales como continentales. El enemigo de los pueblos es la burguesía internacional que dirige a los
Estados Unidos y que tiene sus aliados y lacayos en cada país.

El Biopoder Imperial
A partir de una caracterización del agotamiento de la frontera exterior para el capital, Michel Hardt y Toni
Negri continúan la revisión de la teoría del valor de Marx, actualizándola a la permanencia de la dominación
a pesar del agotamiento del exterior. A ello le adicionan, el papel cada vez más central de los órganos
internacionales como ONU, BM, FMI, la OMC y la evolución de la sociedad de control. Para Negri y Hardt
la próximas guerras serán entre el Imperio y las Multitudes. Multitudes que asumen desde la perspectiva de
Deleuze y Guatari como difusas que agencian una resistencia sin centro contra la dominación.

La teoría bolivariana de la guerra. Conflictos por la inclusión y contra la exclusión.
La Revolución bolivariana es un proceso constituyente inacabado. Expresión de ello lo constituye el
desarrollo que desde el ALBA que viene teniendo la doctrina de seguridad nacional e integración
hemisférica. Si bien no existe una doctrina Bolivariana de la guerra como tal, si un conjunto de ideas
dispersas sobre el concepto continental, nuestramericano de seguridad.
Estas ideas son:
a. La seguridad continental y nacional es un concepto y práctica que se construye desde la gente, los
ciudadanos.
b. Las guerras constituyen una catástrofe para la humanidad y su uso solo debe limitarse a situaciones que
impidan la resolución de las diferencias por otras vías.
c. La seguridad nacional está asociada a la seguridad continental
d. La seguridad nacional y continental son conceptos transversalmente influenciados por los valores de
justicia social, solidaridad, democracia participativa, equidad, libertad y emancipación desde el sujeto.
Inteligencia Social, sala situacional y guerra de cuarta generación en el marco de la Revolución
bolivariana

Como lo señalamos en la parte anterior, la guerra de cuarta generación da una especial importancia al
componente tecnológico. Dentro del componente tecnológico, el modelo de guerra de cuarta generación
privilegia el uso de los medios de comunicación y las Tecnologías de la Información y la Comunicación
(TIC). Ello se debe a que:
a) Previo a la confrontación directa, las guerras ahora comienzan con campañas de desinformación y
propaganda contra el enemigo, tanto en el lugar de origen de la fuerza que planea iniciar la confrontación
como en el país objetivo. Su propósito confundir, desmoralizar y romper la unidad del frente adversario. La
gran difusión y proliferación de equipos de radio (AM-FM) y de Televisión focaliza el esfuerzo en estos
medios, más aún luego de la proliferación de la comunicación por cable, satelital y por Internet. Ello no
implica el descuido de los restantes medios de comunicación, como la prensa escrita. Esta última tiene un
espectro de acción, aunque más restringido no por ello menos importante para lo que se denomina la
generación de opinión pública favorable al futuro combate abierto.
b) En la guerra de cuarta generación la ofensiva diplomática destinada a debilitar las fuerzas adversarias
cortándole el acceso a fuentes que garantizan sistemas vitales (alimentación, suministros, transporte, energía,
sistemas de salud y educación, entre otras), son precedidas y acompañadas por una amplia campaña
mediática destinada a disminuir los apoyos e incrementar las posiciones adversas respecto al enemigo, en los
foros internacionales. Su propósito legitimar la futura guerra y el uso de armas de fuerte impacto en la vida y
las propiedades del país con el cual se va a confrontar. c) La máxima maquiavélica de divide a tu enemigo y reinarás, constituye un paradigma central en la guerra
de cuarta generación.
d) El conocimiento científico ha desarrollado vastas tecnologías de manipulación de las percepciones de la
población, a partir de la cadena de conflictos que durante el siglo XX se agenciaron. Manipulaciones que
exigen contar con medios de comunicación e información.
e) Las industrias de la comunicación y la información, así como de las TIC cada vez están más imbricadas
con la industria armamentista. Por ejemplo, la General Electric (GE) fabrica repuestos para los sistemas de
armas utilizados por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, especialmente aquellas que utilizó en la
guerra del Golfo (primer ataque a Irak). A su vez la General Electric es propietaria de una de las más
importantes cadenas televisivas como lo es la Nacional Broadcasting Corporation (NBC). La NBC jugó un
papel destacado en la generación de opinión pública favorable
a la invasión a Irak, la justificación al uso indiscriminado de armas contra la población civil de la nación del
medio oriente, el bloqueo económico a ese país y la satanización de Saddam Husseim junto al Partido
Popular Árabe Socialista (BAAS) que obligaba a cualquier transición extra-nacional para garantizar cambios
en el mando político Iraquí. Sin embargo, la misma NBC, junto a la CBS han generado campañas para
demostrar las supuestas bondades del sistema plutocrático norteamericano que a llegado a la degeneración
antidemocrática de producir castas de nobles que se suceden en las instancias de poder (los Bush, Carter,
Kennedy, Ford, para citar solo algunos familias que educan herederos al trono de la Casa Blanca). f) Para
garantizar el normal flujo de la relación estratégica entre los grandes intereses imperiales y los sectores
capitalistas nacionales se promueven, establecen y fortalecen relaciones estrechas entre los servicios secretos
norteamericanos y los propietarios de medios de comunicación.
g) A su vez las industrias de la Información y la Comunicación están íntimamente relacionadas con las
industrias de energía nuclear, eléctrica y petrolera. Gran parte de las asociaciones estratégicas de las grandes
trasnacionales del petróleo se realizan con empresarios nacionales de la industria de la comunicación y la
información. De este proceso la unión NBC-GE es sólo una expresión. Otras son General Dynamics y su
relación con The New York Times y la cadena CNN fundada por Ted Turner la cuál está cada vez está más
vinculada a capitales transnacionales del área energética.
h) En el caso de Venezuela la industria televisiva y el anticastrismo se desarrollan como empresas
complementarias que le permitieron a empresas comunicacionales, disponer de una alianza estratégica en el
área satelital que los asocia a la industria bélica y energética norteamericana. La prosperidad de una parte de
la industria televisiva venezolana está asociada a la expansión de sectores de la industria militar y energética
norteamericana. El anticastrismo coincidió en el plano nacional con los sectores que durante los sesenta,
setenta y ochenta impusieron una derrota a las fuerzas guerrilleras que se oponían al pacto de Punto Fijo.
Después de un breve coqueteo de los dueños de los medios con Chávez, su esfuerzo se ha concentrado en
garantizar el desarrollo de una oposición al polo patriótico. Precisamente, desde esa perspectiva la mayoría
de los medios de comunicación nacional han desarrollado, impulsado y fomentado la más desproporcionada
e injusta campaña de oposición al modelo de democracia participativa y protagónica, así como al líder del
proceso Bolivariano, Hugo Chávez. Iniciativas que les han llevado a aliarse con los sectores contrarios a los
intereses nacionales que estaban enquistados en la Corporación petrolera Venezolana (PDVSA). La industria
de la Comunicación y la Información nacional mostró en Abril de 2002 una alianza estructural con el campo
energético y armamentista global (recordar a Pérez Recado y la gente del petróleo).
Ningún proceso de transformación nacional había sido sometido a una vorágine de ataques tan disímiles
como ha ocurrido con la Revolución bolivariana. Ataques que entendemos en el marco del desarrollo de una
Guerra de Cuarta Generación que eventualmente puede convertirse en agresión abierta a través del Plan
Colombia o la invasión directa, justificada con un seudo ideario democrático pero que en realidad procura el
control del área estratégica de la producción petrolera, gasífera, mineral y la biodiversidad venezolana.
Para la Revolución bolivariana resulta de especial interés la comprensión de la guerra de cuarta generación y
la elaboración de alternativas que permitan enfrentarla de manera victoriosa. En este sentido el noble y digno
pueblo venezolano ha generando iniciativas victoriosas que le han permitido enfrentar de manera
contundente intentos de golpe militar (abril 2002), paro petrolero (Dic/Enero 2002/2003), el megafraude
electoral (Nov 2003) y más recientemente alrededor de la recolección de firmas y el propio referéndum
revocatorio (agosto 11/2004).
PARTE V. SALA SOCIAL SITUACIONAL Y GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN

La sala social situacional es una herramienta síntesis para planificar e intervenir en la realidad. La sala social
situacional utiliza y desarrolla la inteligencia social, cuyo lugar de enunciación y justificación son las
comunidades. En el caso de las instituciones de gobierno Bolivariano revolucionario, la sala social
situacional es un espacio permanente para el diagnóstico del contexto y antecedente en la ejecución de
acciones y políticas de interés para los movimientos sociales, la identificación, clasificación, deconstrucción,
análisis, valoración de la información endógena y exógena relacionada a la práctica de las formas de
organización popular, así como para la determinación de las tendencias y escenarios de comportamiento de
la realidad (hechos) y los actores sociales a partir de lo cual se sugiere al liderazgo revolucionario posibles
cursos de acción. La sala social situacional tiene como propósito central responder a interrogantes que se le
planteen a las organizaciones vinculadas al poder popular. La sala social situacional de las instituciones
responde a los intereses y expectativas de la administración, mientras que la asociada al movimiento popular
responde a las necesidades de sobrevivencia y la lógica de multitudes.
La V República al procurar un Estado de la gente, considera a las salas sociales situacionales como
herramientas para combinar la contraloría social y la sana administración de los asuntos públicos con el
interés ciudadano. En el actual momento constituyente continuo (1999–2007) la labor de las salas sociales
situacionales es una tarea para enfrentar la guerra de cuarta generación que han iniciado los intereses del
capital contra el pueblo venezolano y su Revolución bolivariana.
En ese sentido, gran parte del esfuerzo de las mismas se concentra en el estudio y comprensión de la
información y desinformación que circula por los espacios mediáticos para su abordaje desde la
institucionalidad y el poder popular emergente.

Anotaciones finales
Para finalizar, consideramos importante que los movimientos sociales continúen estudiando la Guerra de
Cuarta Generación y que esta apropiación contribuya al desarrollo de Salas Sociales Situacionales que
expresen niveles serios de articulación entre gobierno revolucionario e inteligencia social. Estamos
convencidos de la complementariedad entre la lógica difusa de la calle y la racionalidad institucional para
garantizar la sostenibilidad del modelo político de democracia participativa y protagónica. Esfuerzo que se
cualificará en la medida que se logre la creación de una red nacional de inteligencia social y contraloría
social con capacidad no sólo reactiva sino fundamentalmente proactiva.

Bibliografía
ANC (1999). Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Caracas: Ediciones legales.
Baralt, Rene (2003). Ciberculto: cuando el campo de batalla es internet. Institucional.
Bolivar Ocampo, Albeto (2002). La era de los conflictos asimétricos. Military Review. Command & General
Staff Collage.
Bonilla, Luis (1998). Reforma, descentralización y crisis del estado moderno. Táchira: Ediciones PLUM!
Bonilla, Luis (1999). Comportamiento de la Ley Orgánica de Educación ante el proceso constituyente y la
nueva legalidad. Caracas: FEDUPEL.
Bonilla, Luis (2000). Educación comparada, identidades y globalización. Caracas: UNESCO/IESALC.
Bonilla, Luis (2000). Investigación y universidad. Caracas: Editorial UNESCO/IESALC.
Bonilla, Luis (2001). Educación, ruralidad y cambios. Caracas: Editorial Tropykos.
Bonilla, Luis, Haiman El Troudi y Roland Denis (2002). Sistema Nacional de Planificación Participativa.
Documento de trabajo. Caracas: MPD
Bonilla, Luis (2002). Macro referentes de la inteligencia social y el análisis del entorno. Rubio, estado
Táchira. Venezuela: Edición mimeografiada.
Bonilla, Luis (2002). Economía social. Rubio, estado Táchira. Venezuela: Edición mimeografiada.
Bonilla, Luis (2003). Guerra de cuarta generación y sala situacional. Caracas: Ediciones cooperativa editorial
PLOM! Bonilla, Luis y Haiman El Troudi (2004). Colección de documentos sobre inteligencia social y sala
situacional. Caracas: Edición mimeografiada.
Bunker, Robot (2002). Formas de guerra. Editorial AFCEA. Argentina.
Carles, Javier (1998). «Renovando el arsenal». Revista Octubre. Montevideo. Uruguay.
Churchill, W. (1953), en Valdes, Hernán (1998). El lord de los espías. Chile, Santiago de Chile: Editorial
¿Qué pasa?
Chomsky, N. (1968). El lenguaje y el entendimiento. Barcelona: Seix Barral.
Claude Shanon (1948). «The Mathematical Theory of Communication». Reprinted from Bell System
Technical Journal.
Clausewitz (s/f). Sobre la guerra. Madrid, España: Centro de Estudios Constitucionales.
Denis B., Roland (2001). Fabricantes de rebelión. Caracas: Editorial PNA.
Denis B., Roland (2002). La ratio productiva. Caracas: Edición mimeografiada.
Deleuze y Guattari (1984). Mil mesetas. Madrid, España. Editorial Pre-textos.
Desantes, J. M. (1990). «La información ante el panorama de la paz». En Prensa, paz, violencia y terrorismo,
la crisis de credibilidad de los informadores. España: Editorial Eunsa.
Dunham, Kem (1982). Seguridad. Texto digitalizado.
El Troudi, Haiman (2003). Sistema integral de comunicación e información. Documento de trabajo de
circulación limitada. Caracas: MINCI.
Gaspar, Jess y Glaeser, Edward L.(1998). «Information, Technology and the Future of Cities». En Journal of
Urban Economics No. 43. Article No. UE962031.
Hardt, Michel y Negri, Antonio (1994). El imperio. Madrid, España: Editorial Taurus.
Kintsch, W. y Van Dijk, T. A. (1983). Strategies of discurs comprenhension. Orlando: Academic Press.
Lincoln (1982). Redes. México: Editorial Press.
Loureau (1970). El análisis institucional. Buenos Aires: Amorrortu.
Maquiavelo. El príncipe. Montevideo-Uruguay: Editorial Cooperativa Nordan..
Marx, Karl (1848). Manuscritos juveniles. Edición digital. Internet:
http://www.internet.com.uy/seba/educacion/ marx/marx.htm
MPD (1999). Plan Nacional de Desarrollo 2001-2007. Caracas: Ediciones IVEPLAN.
Saidón O. (1991). «Instituciones, agentes y teorías en salud mental». En Revista de clínica grupal e
investigación institucional. Centro Internacional de Investigaciones en Psicología Social y Grupal. Italia.
Año I – n.2. Pág. 104-111.
Saidón O. (1994). «La salud mental en los tiempos de ajuste». En Políticas en salud mental. Buenos Aires,
Argentina: Lugar Editorial, pág. 13- 23.
Spengler, Oswald (1963). El hombre y la técnica. Buenos Aires: Editorial Ver.
Sun Tzu (s/f). El arte de la guerra. Libro digital.
Tofler, Alvin y Heidi (1980). La tercera ola. Editorial Plaza & Janes. España. Tofler, Alvin y Heidi (1980).
War and Anti-War: Survival at the Dawn of the 21st Century.
Ugalde, Luis (2003). Artículo de prensa. Caracas: El Universal
Van Dijk, T. (1980). Texto y contexto. Madrid: Editorial Cátedra.
Van Dijk, T. (1990). La noticia como discurso. Comprensión,
estructura y producción de la información. Buenos Aires: Paidós. Van de Ven, A. & Ferry, D. (1980).
Measuring and assessing organizations. New York, NY: Wiley.
Luis Bonilla-Molina Haiman El Troudi
Textos relacionados:
Inteligencia social
Metodología de sala situacional
Guerra de cuarta generación
Ediciones Gato Negro
Caracas – Venezuela
Primera edición Caracas, julio 2004
© Luis Bonilla-Molina y Haiman El Troudi, 2004
Esta publicación fue auspiciada por la UBV y la Dirección del Despacho Presidencial
ISBN 980-390-091-9 Corrección de textos: Margarita Gaspart. Venezuela
Este material se incorpora a la Base de Producciones Documentales de la Línea de Investigación comparativa
sobre Gerencia y Calidad de la Educación adscrita a la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), la Red
Latinoamericana y del Caribe de Ex Becarios del IIPE–UNESCO, la Sociedad Venezolana de Educación
Comparada (SVEC), la Red de Apoyo al Proyecto Educativo Nacional (PEN), los Círculos Bolivarianos, la
Cooperativa Editorial PLOM, ANROS (asociación nacional de redes y organizaciones sociales), el Frente
Francisco de Miranda y la Cooperativa Escuela Nuestramérica. Puede ser usado libremente por los colectivos
de pedagogía libertaria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s